No abandones a tu carrito cuando pase el virus

Si algo positivo nos dejan estos días de encierro, es ver situaciones nuevas: ciudades sin tráfico, menos bullicio y señores empujando carros de la compra. ¿Qué ha pasado? ¿Por qué a tanto hombre le ha dado por usar el carrito de la compra?

Se me ocurren varios motivos por lo que estamos sacando a los carros a pasear como si fueran nuestras mascotas. Lo relevante de esta situación es que estamos tomando conciencia de la importancia del carrito de la compra.

Aunque pueda resultar cómico, hubo un visionario -ahora sería un emprendedor- que en 1936 se dio cuenta de que los clientes de los supermercados iban cargados de productos hasta las cajas y después hasta sus casas. ¿Y qué hizo? Inventar el carrito para ayudar a los compradores.

Carrito de la compra online

Casi nueve décadas después, este carrito se ha vuelto digital. Compramos en las tiendas y, cada vez más, compramos en la web. Negocios online que también necesitan que sus carros de la compra estén llenos, para poder seguir abriendo su negocio cada día y, sobre todo, en estos momentos tan difíciles.

No quiere eso decir que ahora nos tengamos que volver tarumbas comprando como si no hubiera un mañana. Eso podría ser una irresponsabilidad porque, a parte de la gente que trabaja en estos negocios, están las personas que se encargan del transporte y de la distribución. Y nadie se tiene que jugar la vida por nuestros caprichos.

Los comercios digitales, están asumiendo esta responsabilidad general y pivotando en sus estrategias. He visto varias empresas que lo han entendido claramente. Es momento de parar las compras y de activar la fidelización. De que nosotros, como clientes, nos comprometamos a que, cuando pase todo, llenemos de nuevo los carritos de la compra. 

Ejemplos de estrategia de fidelización

Hay dos ejemplos que me han llamado la atención: Freshly Cosmétics y Cookfighters. Ambas empresas, ante la imposibilidad del momento, han decidido “parar, para seguir”.

Cookfighters, una tienda online de gorros de cocina, lo explica en su manifiesto: “Lo hacemos por responsabilidad. Porque no queremos que cientos de mensajeros pongan en peligro su salud. Nosotros nos hemos quedado en casa y queremos que ellxs también”.

Freshly Cosmetics, ante la imposibilidad de mantener una línea de envíos, ha comunicado que seguirán vendiendo pero que los envíos se realizarán más adelante. Y un párrafo que me llama la atención: “ahora es momento de que entre todos nos ayudemos a salir de esta”.

Los carros de la compra son y van a ser muy importantes en las próximas semanas no solo para que salgamos, sino también para que “salgamos de esta”. Puede parecer difícil pero nos tenemos que apoyar en esos carritos que ahora nos permiten salir, nos ayudan a distribuir el peso y a llevar la carga.

No abandones tu carrito cuando pase el virus. Contágiate de su espíritu.

Deja un comentario